Holos significa totalidad. El sistema de Diseño Humano habla de nuestro organismo de una manera holística, en la que todo está relacionado: cuerpo, mente y espíritu. En este post vamos a explicar la relación entre la educación holística y la forma particular que tiene el Diseño Humano de abordar este tema.

Cada niño y cada ser humano es único e irrepetible, por lo que se debería dejar que se manifestara su razón por la que ha venido al mundo. Hemos venido a aprender disfrutando con lo que hacemos de una manera natural desde nuestro Ser. Lamentablemente, el sistema educacional actual no tiene esto en cuenta y ahora veremos el por qué.

Las inteligencias múltiples en la educación holística

El ser humano tiene inteligencias múltiples. Es por esto que no nos podemos basar solo en la inteligencia lógica-matemática, ya que esta nos limita y no permite que surja nuestra magia. No todos los estudiantes tienen los mismos intereses o capacidades. Cuando miramos el gráfico de una persona desde el Diseño Humano, podemos ver de qué tipo de inteligencia o habilidades está dotado: verbal, corporal, musical, lógica… Y es aquí donde entra el concepto de educación holística.

La enseñanza actual está basada en la mente estratégica. La consecuencia de ser forzados a seguir un tipo de enseñanza estratégica propia del hemisferio izquierdo provoca que muchos adolescentes abandonen sus estudios creyéndose incapaces de seguir. La frustración y el malestar tiene origen ahí, el niño o adolescente crece frustrado porque siente que no encaja en el mundo establecido. Un mundo que no contempla lo artístico, lo cognitivo o espiritual.

Según el psicólogo Daniel Goleman, el coeficiente intelectual sólo contribuye el 25% del éxito en la vida, mientras que el coeficiente emocional es responsable del 85%. Un niño bloqueado emocionalmente difícilmente podrá aprender porque no sabe cómo gestionar sus emociones.

Tener una buena autoestima es uno de los factores más importantes para saber interactuar y poder llegar a tener una vida satisfactoria.

Sin embargo, la Educación holística no solo contempla el coeficiente intelectual y matemático. Esta da igual importancia al coeficiente emocional, pues contempla al niño como un todo, integrando también lo artístico, emocional y creativo. Los hemisferios cerebrales son diferentes: el hemisferio izquierdo es analítico, racional abstracto, lógico, lingüístico; y el hemisferio derecho el gran ignorado, es el hemisferio que rige lo creativo, la imaginación, lo espacial y sintético. Para un desarrollo del máximo potencial debe haber conexión entre ambos hemisferios.

El sistema de Diseño Humano nos da las herramientas para ayudar a conectar ambos hemisferios a través de nuestra estrategia y autoridad. Si desde nuestro nacimiento se nos permitiera funcionar según nuestro tipo, nuestros potenciales se mantendrían en equilibrio. Cuando uno funciona correctamente potencia sus cualidades y tiene la posibilidad de adquirir maestría en otras.

El principio de la educación holística comprendería que la comunidad educativa (empezando por padres, profesores y demás integrantes) conociera el mapa funcional del alumno. Como no, antes es necesario conocer el propio para un mejor funcionamiento y adaptabilidad de los integrantes, dependiendo del diseño de cada uno.

Un sistema holístico es educar para crear armonía y equilibrio. Por lo tanto, significa educar seres humanos íntegros, libres, respetuoso con la comunidad, abiertos a la globalidad y al conocimiento.

Esto sólo es posible desde el amor a uno mismo y a los demás.

Mi experiencia en la enseñanza

En mi época como profesora de inglés, mi capacidad de observación me permitía ver que había niños con un ritmo de aprendizaje diferente y con intereses diferentes a pesar de tener la misma edad.

Esto era especialmente evidente en párvulos, los niños menores de tres años. Mientras a unos les gustaba pintar otros demostraban más entusiasmo cantando, o haciendo juegos. El secreto para que la clase funcionara y no se aburrieran era variar, nunca forzar. La obligación y la comparación es nefasta en edades tempranas. El ritmo de maduración de la persona es único y lo que en un principio parece no interesar luego puede ser una maestría.

Esto lo he podido constatar porque muchos fueron alumnos míos desde párvulos hasta su llegada a la universidad, lo que me permitió ver su patrón de desarrollo intelectual y emocional.

¿Como podría ayudar a los padres la educación holística que propone el Diseño Humano?

Como hemos comentado, desde el punto de vista del Diseño Humano existen 4 tipos de seres humanos. Las auras -el campo electromagnético que rodea el cuerpo a modo de escudo- son diferentes , por lo tanto, funcionamos de diferente manera.

Estos son algunos de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de analizar el diseño (tanto de padres como de hijos), para potenciar esa educación holistica:

  • Qué estrategia tiene: Cada tipo tiene una estrategia diferente.
  • Qué centros energéticos tiene definidos para saber cómo es influenciado por los otros o cómo puede su energía influenciar a los demás. A veces se etiqueta a niños como hiperactivos y en realidad lo que les sucede es que no gestionan bien la energía de los de su entorno. Pueden estar amplificando esa energía y que el problema venga de casa porque amplifican la energía de estrés de los padres.
  • El tipo de cognición: hay dos tipos de cognición estratégica y receptiva. La cognición estratégica esta basada en el área izquierda del cerebro y la receptiva en el área derecha.

En definitiva sabiendo nuestro diseño y el de nuestros hijos podemos educarlos desde su esencia y no desde nuestro condicionamiento, respetando el ser que ha venido a vivir y experimentar.

Si te gustaría saber cómo guiar a tus hijos a través del Diseño Humano, no dudes en ponerte en contacto conmigo

Deja un comentario