La historia del Manifestador

El Diseño humano del tipo Manifestador representa aproximadamente el 8% de la población. Los Manifestadores son los que han estado al mando de desde el comienzo de la civilización. En la antigüedad los Manifestadores parecían los verdaderos Alfas porque eran los único de los cuatro tipos que parecían superiores, así que estaban al mando. Ellos establecían las reglas (eran los faraones, los grandes sacerdotes, reyes) y los otros tipos sufrían las consecuencias. Convirtieron a los Generadores en esclavos y a los Proyectores en una escala más abajo porque sabían que podían estar en la cima.

Durante miles de años escribieron nuestra historia, las normas, nuestra filosofía básica, definieron la naturaleza de nuestra sexualidad y dijeron lo que es ser un hombre etc.

Los Manifestadores son una minoría y es fácil comprender por qué no obtienen la confianza de los otros. Eso está en los genes y se remota a tiempo atrás.

Las virtudes y sombras del tipo Manifestador

El Diseño Humano del tipo Manifestador tiene un aura cerrada que repele cuando se mueve entre la multitud. La gente se aparta y eso no es fácil para ellos. Su presencia impacta y son los únicos capaces de iniciar y manifestar la energía, eso provoca rechazo por parte de los otros tipos. Cuando utilizan su estrategia de informar atrae aliados correctos.

Es importante que espere hasta que su autoridad interna le diga que es momento de manifestar, entonces, su manifestación será llena de paz, si actúa sin tener en cuenta su autoridad es cuando encuentra resistencias y como consecuencia la rabia.

El Manifestador desde niño tiene capacidad de poder actuar sin necesidad del otro, esto pone nervioso a los padres y creen que debe ser controlado, restringido o castigado. Como resultado el niño construye el tema del manifestador: la rabia o ira. La ira de no poder hacer lo que quiere, y tener que lidiar con el control. Si vais a criar a un Manifestador, lo más importante es enseñarle a pedir permiso, así aprende a tener en cuenta al otro.

¿Cómo evoluciona conscientemente un Manifestador?

Ahora están en la jerarquía y no en la cima como antaño. Esto les ayudará a ser personas sanas y cuando se les niegue algo ha de ser muy razonado. La estrategia de un niño manifestador de pedir permiso, les da la oportunidad de liberar su energía, así aprenden que de mayores su estrategia es informar.

Los Manifestadores no toleran que nadie les diga lo que tienen que hacer; se consideran autosuficientes, no piden nunca ayuda y no aceptan un no como respuesta. Esto los perjudica notablemente.

El dilema psicológico a nivel sexual para un Manifestador, es que ellos son los que tienen que iniciar e informar al otro y eso comporta dificultad, porque cuando son rechazados se enojan profundamente. Para la mujer Manifestadora es más difícil todavía, pues ella es la que tiene que iniciar y exponer su vulnerabilidad y a los Manifestadores no les gusta mostrarse vulnerables.

Es muy importante destacar la importancia de la autoridad interna y el perfil que tenga cada uno. Hay gran diferencia entre un Manifestador emocional o un Manifestador del Ego.

Los Manifestadores son los hacedores y son los únicos que están diseñados para soportar el rechazo, nadie más se encuentra con el rechazo. Están aquí para moverse y no depender de nadie, esto es lo que los separan de todos los demás. No hay nada más difícil que amar a un manifestador de verdad.

Como ejemplo de Manifestador más conocido está el propio fundador del Diseño Humano: Ra Uru Hu

Ra Uru Hu, Manifestador

Mi experiencia personal con los Manifestadores

Mi experiencia personal con los manifestadores es bastante amplia, no sólo por las lecturas que he realizado sino porque he convivido con ellos desde la infancia. Una prima mía manifestadora pasaba largas temporadas en casa. Su energía era arrolladora impetuosa y siempre preparada para mandar. Pero ella era y sigue siendo incontrolable, no escucha a nadie y no le gusta sentirse limitada por las normas. Esto le provoca mucha rabia.

Mi hermano, otro Manifestador tímido pero con el mismo patrón, no comunica ni informa de lo que va a hacer, nunca sabes lo que piensa. Por último, mi marido otro Manifestador, imprevisible que no informaba hasta ahora.

Cuando los Manifestadores están en un grupo les gusta llevar la conversación y si no son el centro de atención, desaparecen. Aunque pueden parecer personas fuertes y dominantes en realidad son seres muy vulnerables. Pero cuando se conocen y aprenden a utilizar su estrategia y autoridad, se convierten en seres conscientes y capaces de desarrollar toda su energía.

Un comentario de “¿Cómo es el Diseño Humano del tipo Manifestador?

  1. Pingback: ¿Por qué el generador atrae oportunidades? - Mercedes Mele

Deja un comentario